Ronroneo en Gatos

Este ruido que emiten los felinos expresan tanto felicidad, como dolor, angustia, estrés, miedo o que padecen alguna enfermedad; también tiene propiedades curativas, no solo para ellos, sino también para las personas que tienen mascotas.

Hola que tal petlovers, si hay algo que caracteriza a los mininos es ese sonido tan particular que producen y que aún hoy se debate sobre su función o sobre cómo se genera. El dia de hoy hablaré sobre algunas cosas que seguramente no conocias sobre el ronroneo en gatos y si estas interesado en temas como éste te invito a suscribirte a este canal para que conozcas más sobre nuestras mascotas.

El ronroneo es un sonido difícil de definir

Pero, ¿cómo se define, con exactitud, la acción de ronronear? La Real Academia de la Lengua Española aclara que es una “una especie de ronquido” que produce el gato en demostración de que está contento.

Sin embargo, se ha demostrado que esta manifestación no es solo una muestra de felicidad. Los gatos también pueden ronronear en situaciones de dolor o angustia.

También se ha señalado que es como un zumbido, suave y continuo, pero acompañado de una vibración que se percibe en el cuerpo del gato. Además, éste sonido varía con la respiración y parece tornarse más audible e intenso cuando el gato inspira.

Por otra parte, un gato ya ronronea a los pocos días de nacido. Y esta herramienta le resulta fundamental para comunicarse con su madre. Incluso, la gata emite este sonido para calmar a las crías durante el parto y luego cuando las amamanta, para evitar que muerdan sus pezones.

Por motivos diversos –que van de la felicidad al dolor– y por mecanismos no del todo precisados, el ronroneo de los gatos sigue despertando curiosidad, a la vez que genera beneficios en la salud física y psíquica de los humanos que comparten su vida con estos animales.

El mecanismo por medio del cual se genera el ronroneo aún no está del todo esclarecido. Antiguamente se planteó la llamada teoría ‘hemodinámica’, que establecía que se producía por el paso de la sangre a través de la vena cava posterior.

Más tarde se creyó que su origen estaba en las vibraciones del paladar blando. Hoy día, una de las versiones más aceptadas es que ocurre por la modulación del flujo de aire cuando pasa por la laringe.

Se estima que, por la contracción de los músculos internos del cuello, ocurriendo un cierre parcial y repetitivo de la glotis. De esta manera, se producen variaciones en la presión del aire, lo que genera así la vibración típica del ronroneo.

Por qué ronronean los mininos

Pero, a todo esto, la pregunta del millón sigue siendo: ¿a qué se debe el ronroneo de los gatos? Todo parecería indicar que es una manifestación que no solo expresa que el gato está a gusto o feliz cuando, por ejemplo, lo acariciamos.

Y es que el ronroneo también se hace presente en mininos con miedo, enfermos o que padecen algún tipo de dolor o situación estresante. E incluso se ha observado en gatos que están a punto de morir.

En todo caso, la acción de ronronear parece cumplir una función tranquilizadora y de búsqueda de confort que se manifiesta en distintas circunstancias. Se ha comprobado que los gatos liberan endorfinas cuando ronronean. Y estas sustancias se relacionan con situaciones placenteras, pero también contribuyen a calmar el dolor.

Los gatos ronronean a una frecuencia de entre 25 y 150 Hertz que ayudaría, entre otras cosas, a un aumento de la densidad ósea, a la reparación de sus tendones y a la curación de las heridas.

Lo que queda claro es que no estamos ante un sonido cualquiera. Todo parece indicar que el minino lo utiliza de acuerdo a cada situación.

El mecanismo autocurativo de los gatos también parece tener influencia en los humanos. Al menos en aquellos que deciden compartir su vida con ellos. Y así parecen comprobarlo diversas investigaciones.

Por ejemplo, aquellas personas que acarician diariamente a sus mascotas se verían favorecidas por el ronroneo de diversas formas como

– Liberarse del estrés.

– Dormir mejor.

– Disminuir las probabilidades de problemas cardíacos.

– Mantener regulada la presión arterial.

– Mejora su sistema inmunológico.

– Superan más rápido las infecciones.

– Sanan más fácilmente los huesos, músculos y tendones.

En definitiva, si tienes un gato es seguro que visitarás menos al médico. Así que ya lo sabes, acaricia a tu gato más seguido y relájate.

Deja una respuesta