¿Porqué debes acariciar a tu gato?

Cuando acaricias a tu engreído felino, no solo pasas un buen momento y le das un inmenso placer, también lo ayudas a mantenerse sano.

Los gatos, igual que los humanos, tienes su propio sistema de comunicación, el único que conocen es el que también emplean con nosotros, en estas claves desvelamos algunos aspectos de esta manera de comunicarse tan suya y tan característica de los gatos.

Si lo habitual en tu gato es hacer zarpazos, bufidos, manotazos o morder, quizá necesites la ayuda de un profesional, un educador especialista.

¿Qué sucede cuándo lo acaricias?

Cuando acaricias a tu gato, no solamente pasas un buen momento y le das un inmenso placer, también lo ayudas a mantenerse sano. Aunque no lo creas, este adorable hallazgo de la ciencia le da una buena justificación a todas las horas de tu vida que has pasado escuchando los suaves ronroneos de tu felino.

Acariciarlo puede ser muy importante para su salud.

Estudios científicos

El estudio publicado en el 2019 consistió en lo siguiente: 96 gatos de un refugio fueron divididos en dos grupos. El primer grupo recibió interacción positiva por la misma persona durante 10 minutos, cuatro veces al día y durante 10 días. La interacción incluía caricias, cepillado del pelaje y juegos.

El segundo grupo de gatos recibía una interacción totalmente distinta. Los trataba un investigador de pie frente a sus jaulas, evitando el contacto visual con los felinos, durante la mismos intervalos y tiempos.

Antes de iniciado el estudio, los 96 gatos estaban sanos y contentos. Sin embargo, al finalizar el experimento, solamente los gatos tratados de buena manera mantuvieron esa disposición y no estuvieron propensos a desarrollar trastornos respiratorios, salvo 9 de ellos. Contrariamente, 17 gatos del segundo grupo desarrollaron enfermedades que afectaban sus vías respiratorias.

Combate el estrés y previene algunas enfermedades

Ahora, en el caso de que estés considerando dedicarte a ser investigador de gatos: toda la información se obtuvo a partir del análisis de sus heces.

Una de las investigadoras a cargo del proyecto declaró que encontraron «una fuerte asociación entre las emociones positivas inducidas por las caricias y la buena salud de los felinos».

Es más, algo que han aprendido es que los gatos domésticos son extremadamente sensibles al buen trato por parte de los seres humanos.

Los científicos planean continuar con sus investigaciones en esta línea, analizando qué interacciones positivas son las más eficaces con los gatos domésticos y cómo mantener felinos felices, sanos y adoptables en los refugios.

Deja una respuesta